USTED DECIDE

Presentación de Shirley Franco calienta la batalla en la oposición


La cochabambina llegó con un fuerte discurso contra Mesa y los gastos reservados. Comunidad Ciudadana cuestiona su postulación. En el MAS se preguntan si tiene las manos limpias del caso Leyes


Leer el artículo Pausar Lectura

15/08/2019

“Miren que bien suena”, dijo Óscar Ortiz y comenzó a enumerar: “Tenemos vicepresidenta, es cochabambina, tiene 32 años, es mujer, es joven y va a ser nuestra próxima presidenta de Bolivia”. Se trata de Shirley Franco Rodríguez, su nueva candidata a vicepresidenta, que reemplaza al renunciante Edwin Rodríguez. Así queda completo el binomio de Bolivia Dice No, la alianza que está tercera en las encuestas de intención de voto y que anoche, desde Cochabamba, se planteó relanzar su carrera por la Presidencia. “Ahora comienza nuestra campaña”, dijo Ortiz, alentando a sus candidatos a comenzar a difundir su propuesta.

Franco dijo que no era millennial ni centennial, sino de la generación del No y lanzó un duro discurso contra Carlos Mesa y Evo Morales. Desde Comunidad Ciudadana le respondieron que es candidata porque el Tribunal Supremo Electoral favorece a su sigla al desconocer el carácter vinculante de las primarias y desde el MAS quieren saber si, como dice su compañero de fórmula, tiene las manos limpias del caso Leyes.

¿Guerra sucia?

La noticia de la candidatura de Shirley Franco se hizo oficial desde temprano, casi al mismo tiempo que un video comenzó a recorrer el anonimato de las redes sociales. Por WhatsApp se distribuyó un corto con mucho fondo rojo que aseguraba que Franco sella la alianza entre el MAS y Bolivia Dice No, al recordar una acusación que recibió la diputada cochabambina en 2016, cuando el vicepresidente Álvaro García Linera la ligó con la trama del caso Zapata, al vincularla sentimentalmente al hermano de la expareja del presidente Morales, ahora sentenciada por legitimación de ganancias.

El video rebotó tanto en la red que incluso cayó algún estado de WhatsApp de candidatos opositores, no de la alianza roja, pero fue borrado para la noche, cuando ya estaba compartido por periodistas en el grupo de Comunidad Ciudadana.

Desde esa tienda política, Gustavo Pedraza, candidato a la vicepresidencia, asegura que, si no comentan la guerra sucia, mucho menos van a producirla o difundirla. “En las redes circula abundante material que nos ataca desde hace varios meses y desde distintos frentes, y nosotros no hemos respondido a esos ataques. No entraremos en la guerra sucia en ninguno de los campos. Estamos dedicados a hacer conocer nuestras propuestas para resolver los problemas de salud, falta de oportunidades económicas y corrupción en la justicia y la Policía”, añadió Pedraza.

No fue la única noticia previa a la presentación de la candidata. La agencia oficial ABI difundió una noticia de que tres militantes del Movimiento Originario Popular, partido del renunciante Edwin Rodríguez, figuran en la lista de postulantes de Comunidad Ciudadana. Se trata de Navor Rodríguez Juyari, postulante a segundo diputado plurinominal suplente, ex concejal del MOP en San Pedro de Buenavista; Juan Carlos Nina Cruz, excandidato del MOP a la alcaldía de Tomave y Néstor Hugo Torres Mita, exconstituyente del MOP.

Para Vladimir Peña, vocero de campaña de BDN, si se confirman estos datos, “es evidencia de lo que hemos denunciado hace unos días: Hay una estrecha relación entre la renuncia de Edwin Rodríguez y ese partido (Comunidad Ciudadana), pero les salió el tiro al revés”. Para Pedraza, se trata de otra historia que sus adversarios inventan para tratar de bajar el apoyo de Carlos Mesa.

La nueva candidata

La presentación de Franco comenzó en Santa Cruz de la Sierra. Aquí, el gobernador Rubén Costas, presidente de la Alianza, y Ernesto Suárez, vicepresidente de Demócratas, se encargaron de darle la bienvenida. “No hay mal que por bien no venga” -prologó Costas-, “nos quisieron hacer un daño perverso, quisieron borrarnos del mapa de la política a la alianza, pero esencialmente a Demócratas, que es el único partido que tiene estructura. Nos da opción para darle oportunidad a las mujeres y a la juventud”. Suárez agregó que Franco ha demostrado trabajo como opositora.

Ya en Cochabamba, después de escucharla hablar, Ortiz dijo que Franco es de la generación que viene de las calles, la que hizo posible la victoria del No en el referendo de 2016. Luego le dedicó unas palabras “a los que creían que iba a destruir esta alianza”. “El pueblo boliviano condenó esa maniobra artera y nos apoya y nos fortalece”, dijo, en referencia a la renuncia de Rodríguez.

Luego de elogiar a Franco, trató de relanzar su campaña, instó a sus militantes a salir a los barrios y a las calles. “Ya no nos importan ni Mesa ni Evo, solo nos importan los bolivianos, son ellos los que no quieren volver a ese pasado que representan Mesa y Evo”, dijo y comenzó con las referencias a ambos. Aseguró que sus candidatos pueden explicar dónde estaban y qué hacían en su pasado, que no tienen nada que ocultar. “Hoy es el tiempo de los que pueden explicar su pasado, ¿con qué derecho pueden juzgar a otros? Tenemos las cuentas claras y las manos limpias”, dijo, en alusión a Mesa.

Antes, Franco había recorrido un camino discursivo similar. Luego de agradecer por la postulación, la politóloga dijo que los jóvenes están para construir el futuro de Bolivia.

Luego de declarar su admiración por Ortiz, prometió “jubilar a esos liderazgos mesiánicos y caudillistas”. “Eso es lo que les incomoda a los que cobraron gastos reservados y a los que creen que el Estado es su caja chica”, disparó y aumentó la apuesta al definir a Mesa como “el irresponsable que renunció y se fue abandonando a este país y al gobierno cuando estábamos en crisis” y a Evo Morales como “el que gobierna vulnerando la voluntad popular”.

“Uno no puede abandonar el Gobierno y reclamarlo después de 15 años como si el país te debiera algo y el otro no puede gobernar 13 años y pedir más tiempo porque te faltan cosas por hacer”, comparó.

La ‘bienvenida’

Luisa Nayar, candidata a primera diputada por Santa Cruz por CC, evitó comentar las comparaciones. “No respondemos a la guerra sucia” que trata de atacar al candidato de oposición mejor posicionado”, dijo, y tampoco quiso valorar la nominación de Franco, aunque sí valoró la decisión del TSE de permitirlo como una acción ilegal, que tiende a beneficiar a la alianza roja y desconoce las primarias.

Sergio de la Zerda, candidato a diputado por el MAS en Cochabamba, valoró la inclusión de mujeres y de jóvenes en la política, pero aseguró que Franco representa valores que su partido no comparte. “Nos preguntamos qué rol ha cumplido la diputada, por ejemplo, en el caso de corrupción de su correligionario ideológico y alcalde José María Leyes. ¿Franco podrá decir que tiene las manos limpias y las cuentas claras?”, se preguntó.




En esta nota