USTED ELIGE

Mesa acudió a la Fiscalía después de la declaración de la jefa de la UIF


En la Fiscalía afirmaron que la directora de la Unidad de Investigaciones Financieras llevó pruebas. El escritor Emilio Martínez no declaró. El candidato habló de una ‘guerra sucia’


En 2002, Carlos Mesa fue candidato vicepresidencial por el MNR. Ahora denuncian que cobró por eso. Foto: APG NOTICIAS
Leer el artículo Pausar Lectura

13/08/2019

La directora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), Teresa Morales, quien fue denunciada por la exsocia de PAT Ximena Valdivia de vulnerar el secreto bancario y supuesto incumplimiento de deberes, violación a normas que protegen la correspondencia y documentos personales luego de que decidió investigar de oficio depósitos por $us 800.000 realizados por exempleados las cuentas de la televisora, declaró ayer como sindicada. Dijo que todo lo que hizo es correcto porque forma parte de sus funciones. Luego, ante los medios, el fiscal asignado al caso, Samuel Lima, subrayó que ella adjuntó documentación para acreditarlo.

Mientras tanto, en Santa Cruz, el escritor Emilio Martínez se presentó a la Fiscalía Departamental, pero se abstuvo de declarar en el caso de la denuncia en su contra por la supuesta violación de los artículos del Código Penal que protegen la correspondencia y documentos personales.

La querella contra el escritor tiene que ver con la publicación de fotocopias de los cheques de los exfuncionarios de PAT y que Martínez vincula con un presunto pago al actual candidato de Comunidad Ciudadana para que sea acompañante de Gonzalo Sánchez de Lozada en las elecciones de 2002.

Reveló que se ha planteado una excepción de incompetencia ante un juzgado en La Paz para evitar ser juzgado por la justicia ordinaria y que en el hipotético caso de que se le abra un proceso, debería ser un Tribunal de Imprenta que lo juzgue.

Al salir de su declaración, la directora de la UIF manifestó que “el fiscal conoce los argumentos, la ley me respalda en el sentido en que he hecho mi trabajo y no hay ninguna violación al secreto bancario”, y luego recalcó que presentó todos los argumentos y las leyes para hacer investigaciones de oficio; “estoy plenamente tranquila y contenta de haber demostrado que la UIF está cumpliendo su trabajo”, dijo Morales al abandonar la Fiscalía.

El fiscal destacó que su declaración “se está valorando en su integridad”, recalcó que, “inclusive adjuntó documentación relativa a sus funciones, vale decir que las declaraciones en los medios de prensa que realizó están enmarcadas básicamente, según refiere ella misma, en las funciones que desempeña”, aseveró.

Este medio consultó si en ese caso la investigación tiene conclusiones cerradas, pero él lo negó. “El caso está abierto, ella está en calidad de sindicada. Por lo tanto tenemos los plazos correspondientes, el Ministerio Público colectará los elementos necesarios y útiles, y así requerir imputación o el rechazo”, dijo.

Morales llegó a la Fiscalía a las 11:00, y su declaración tomó una hora exactamente.

La semana pasada, Moraleshabía anunciado que si la investigación a los exfuncionarios de PAT prosperaba y detectaba anomalías, la UIF lo iba a pasar directamente a la Fiscalía.

Ayer, cuando los periodistas consultaron que si este paso fue acelerado por la denuncia presentada por Valdivia, y abre la posibilidad de que la Fiscalía se allana a investigarlo, ella optó por la prudencia.

Dijo que la investigación de la UIF sigue en curso, repitió que los resultados serán entregados a la autoridad competente, pero también enfatizó que la indagación sobre los depósitos bancarios, que presuntamente surgieron de un pago del MNR a Mesa para que sea su candidato a la Vicepresidencia en 2002, es “confidencial”.

Carlos Mesa repitió: “no voy a responder a la guerra sucia, y menos de personas descalificadas”. Dijo que son parte “de una ‘guerra sucia’ que es impulsada por el nerviosismo del MAS y recordó que tiene siete demandas, de esas tres desde que es candidato.




En esta nota