USTED ELIGE

Evo otorga beneficios a jóvenes, que representan el 34,44% del universo de votantes en el país


Expertos señalan que el programa de subsidio de vivienda es poco viable debido a las condiciones de acceso al crédito. Muchos no perciben sueldos


El presidente y candidato a la reelección por el MAS, Evo Morales, ofreció créditos de viviendas para los jóvenes; la oposición lo descalifica. Foto APG Noticias
Leer el artículo Pausar Lectura

08/10/2019

Evo Morales sabe que el voto indeciso se concentra en la población juvenil. Este sector, tomando en cuenta a jóvenes de entre 18 y 30 años, reúne el 34,44% del padrón electoral. Es a este segmento que el mandatario, bajo el trabajo de gestión pública, prometió beneficios para acceder a viviendas, empleos y otros de aspecto profesional. La oposición observa que el líder del MAS ofrece paquetes electorales con el escudo de gestión y expertos ven que algunas de las iniciativas gubernamentales para los jóvenes son “inviables”.

El presidente y candidato del MAS reunió a varios jóvenes en la Casa Grande del Pueblo el miércoles y anunció un plan de crédito de vivienda que consta de tres lineamientos. El primero es un “crédito mancomunado”, el segundo es la gestión y construcción de “villas estudiantiles” para jóvenes de escasos recursos y el último es el subsidio de hasta el 30% del precio del inmueble.

En ese sentido, el Gobierno prevé otorgar viviendas desde $us 21.000 hasta $us 42.000 a los jóvenes -de entre 18 y 29 años- que accedan al plan de vivienda con subsidio estatal del 30%, una tasa de interés del 5,5%, con un plazo de hasta 25 años, explicó el viceministro de Vivienda y Urbanismo, Javier Delgadillo.

Padrón y juventud

La población a la que se beneficia con este plan es de entre 18 y 29 años. Este grupo etario representa el 34,44% de los electores. Varias encuestas mostraron que el voto indeciso varía entre un 15% y el 22% y ese grupo es de los jóvenes.

El economista José Gabriel Espinoza consideró que el beneficio ofrecido por Evo Morales es “por lo menos inaplicable” debido a que al estar pensado a jóvenes de entre 18 y 29 años, que por lo general es población que recién sale de colegios, universidades o que están ejerciendo un primer empleo, los salarios a los que acceden no alcanzan a cubrir el valor de una cuota por la vivienda.

“Es muy difícil que un joven de entre 18 y 29 años pueda adquirir una vivienda solamente con los ingresos personales. El presidente Evo Morales hacía mención de que se podía hacer garantizar este crédito con dos garantías, uno con el bien inmueble que se compra y el otro con el bien inmueble de los padres. Esto limita en gran magnitud al espectro de población que se lanzó para acceder a este beneficio”, destacó Espinoza.

Los jóvenes podrán acceder a este crédito inicialmente en el Banco Unión, con un interés del 5,5% y un plazo de entre 20 y 25 años. Para garantizar ese 30% de subvención y otros proyectos de vivienda para diferentes sectores, el Gobierno cuenta con un fideicomiso de Bs 1.200 millones.

Según Delgadillo, los postulantes deben cumplir requisitos, como tener nacionalidad boliviana, edad entre 18 y 29 años, no contar con vivienda propia, no haber sido beneficiado con anterioridad de los programas estatales de vivienda y calificar al crédito en la institución financiera.

Este último requisito es el que podría volver “inviable” el beneficio. El economista Julio Alvarado observó que las entidades financieras observan varios puntos para acceder a un crédito, y en este caso es “doblemente” más difícil lograr el préstamo debido a que -dice- los jóvenes que salen del colegio o de la universidad no tienen un ingreso mensual, por lo tanto, no califican para el crédito.

“Es difícil que un joven pueda acceder a este tipo de créditos. Es un anuncio netamente electoral, debido a que el voto urbano y de los jóvenes congregan un 70% del padrón. Un joven que sale del colegio o de la universidad no califica para lograr este crédito debido a que no tiene un ingreso mensual. Y si un joven tiene un salario, no es lo suficiente para pagar las cuotas. Debe haber casos de jóvenes de entre 23 y 29 años que ganan muy bien, pero no son muchos”, resaltó Alvarado.

Los primeros beneficiarios serán del eje central. En La Paz podrán acceder a departamentos de un bloque del condominio Wiphala, que está en la ciudad de El Alto, y en el condominio Mecapaca, en la zona de Achumani. En Cochabamba está la Villa Sudamericana, el condominio Bartolina Sisa y el condominio Pirhua. Y en Santa Cruz está el proyecto en Warnes, Cotoca y en La Guardia.

La diputada y candidata Valeria Silva, de filas del MAS, defendió los proyectos que lanzó el Gobierno a favor del sector juvenil y descartó que sean parte de una estrategia de campaña electoral. La legisladora oficialista detalló que programas como el Plan Generación de Empleos o Capital Semilla fueron lanzados antes de la etapa proselitista y que ahora los proyectos corresponden al trabajo de gestión pública.

“Todo esto se llama economía naranja. Hoy mismo es parte de nuestro programa de gobierno y ya se ha venido incentivando y practicando con éxito al interior de la administración del Gobierno. Hoy con el diseño de la política pública de vivienda, la juventud puede acceder a distintos créditos de vivienda social, un joven profesional o un joven trabajador con un salario mínimo, sea de la economía formal o de la economía informal, puede acceder a créditos bancarios o a programas directamente financiados por el Gobierno nacional”, resaltó Silva.

Programas para jóvenes

El jefe de Estado remarcó el miércoles que el Gobierno pretende reforzar las iniciativas a favor de la juventud, como el fomento del empleo y el financiamiento a proyectos y emprendimientos con el apoyo del Fondo para Capital Semilla, entre otros.

La ministra de Planificación, Mariana Prado, explicó que el Plan Generación de Empleo insertó a una fuente laboral a más de 183.000 jóvenes. Aun así, admitió que reducir la tasa de desempleo en Bolivia es un reto complejo, ya que alrededor de 200.000 personas se incorporan cada año al mercado laboral.

Otro de los programas a favor de los jóvenes es Intervenciones Urbanas, proyecto que, según Prado, está orientado a fomentar el talento y emprendimientos de jóvenes en iniciativas audiovisuales, cultura, tecnología, arte, salud, deporte, moda y otros.

“En términos de la ejecución de la inversión de 140 millones de bolivianos para el programa, estamos cerca del 45 por ciento de los recursos ya comprometido en proyectos”, detalló Prado.

El BDP Lab es un programa de apoyo a los jóvenes emprendedores y también sirve para la creación de nuevos empleos en diversas áreas con el apoyo del Fondo para Capital Semilla. Este proyecto fue lanzado también esta semana por el presidente.

“El BDP Lab es un laboratorio donde vamos a incubar esos emprendimientos, esas ideas que nacen de los jóvenes, su idea de proyecto. El Banco de Desarrollo Productivo (BDP) le va a otorgar a alguien que los va a dirigir en el emprendimiento hasta llegar a ser el proyecto para que tengan sus planes de negocio”, explicó el ministro de Economía, Luis Arce.

En este programa, los jóvenes que tengan proyectos en manufactura y transformación, agropecuarios, desarrollo de software, emprendimientos que contribuyan a la adaptación y mitigación al cambio climático y turismo tendrán la oportunidad de perfeccionar sus conocimientos y realizar pruebas de su proyecto.

Oposición critica

Casi la mitad del padrón electoral reúne a votantes de entre 18 y 35 años de edad. Este sector reúne al 46,11% de los votantes. La oposición observó que Evo Morales haga la presentación de programas a favor de jóvenes en medio de la campaña electoral.

La candidata a la Vicepresidencia por Bolivia Dice No (BDN), Shirley Franco, cuestionó que el líder del MAS ofrezca programas de acceso a viviendas para jóvenes que son “inviables” y otros que son limitados. La postulante remarcó que estos lanzamientos son parte de la campaña electoral del oficialismo.

“Ofrecen créditos de vivienda para jóvenes con varios requisitos, pero uno de ellos es el salario que cuentan. Muchos de los jóvenes no tienen un trabajo formal, son pocos aquellos que tienen un salario; entonces, son programas inviables. Nosotros como Bolivia dice No proponemos verdaderas soluciones para que los jóvenes puedan acceder al trabajo y a emprendimientos”, señaló Franco.

Por su parte, el candidato a segundo senador por La Paz por Comunidad Ciudadana (CC), Edwin Herrera, consideró que el Gobierno utiliza la gestión pública como parte de la campaña oficialista. El postulante lamentó que Morales prometa beneficios que son “poco viables” para los jóvenes.

“El señor Evo Morales utiliza bienes y recursos del Estado para hacer campaña. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) no dice nada, pero lo lamentable es que se utilice a jóvenes con anuncios poco viables para ganar votos”, cuestionó Herrera.




En esta nota