USTED ELIGE

Colectivos acusan a candidato del PDC por homofobia; solicitan un proceso


Exigen a Chi Hyun Chung que se retracte públicamente. Presentaron una denuncia ante el Comité Nacional Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación. Otros candidatos dicen que respetan la libertad de las personas


El candidato del Partido Demócrata Cristiano, estuvo ayer en EL DEBER radio. Foto: Rolando Villegas
Leer el artículo Pausar Lectura

04/09/2019

Chi Hyun Chung enardeció a los miembros del colectivo de las lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB). El lunes dijo que los miembros de esa comunidad deberían someterse a un tratamiento sicológico para superar los traumas de la infancia. Ayer, en EL DEBER Radio afirmó que la doctrina del movimiento de diversidades sexuales “induce a la zoofilia y puedes trascender hacia una necrofilia”.

Las palabras del candidato presidencial por el Partido Demócrata Cristiano (PDC) fueron interpretadas por la comunidad LGTB como una incitación al odio, y presentó una denuncia ante el Comité Nacional Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, dependiente del Ministerio de Cultura para que tome las acciones pertinentes por ley.

A decir del colectivo de travestis, transexuales, transgéneros, transformistas, lesbianas, gays y bisexuales el discurso del recién designado candidato presidencial incita al odio hacia las personas de la diversidad sexual, promoviendo la homofobia, transfobia, lesbofobia y bifobia.

La polémica en la campaña electoral se instala 46 años después de que la homosexualidad dejó de ser considerada un trastorno psiquiátrico. En 1973, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) retiró a la homosexualidad de su manual de enfermedades siquiátricas, lo que se transformó en un hito en la valoración de los derechos sexuales de homosexuales, lesbianas y transexuales. Robert Spitzer fue el pionero de esta mirada científica.

Posteriormente, el 17 de mayo del año1990 la Organización Mundial de la Salud retiró a la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales. Esta medida generó un gran impacto y los gobiernos empezaron a cambiar sus legislaciones y normativas. En Bolivia, en mayo de 2016 se promulgó la Ley de Identidad de Género, que permite cambiar su nombre y sexo en los documentos de identidad, cuentas bancarias, títulos profesionales, entre otros.

El político lo justifica

Pese a las críticas surgidas en redes sociales tras su declaración y los pronunciamientos de rechazo, el candidato explicó su postura en una entrevista con en EL DEBER Radio. Primero, señaló que lo que dijo en Tarija fue entendido a medias. Pero después sostuvo que “basado en su experiencia como médico, un 99% de estas personas cambian su orientación sexual por una mala experiencia sufrida en la niñez”, por lo que considera que debe haber cambios en la ley de la familia para evitar este tipo de situaciones.

También dijo que no discrimina a ninguna persona boliviana, y que los ciudadanos aglutinados en el colectivo LGTB tienen sus derechos, pero “tienen su trascendencia familiar irregular, o tal vez violencia o hasta donde hizo que esa persona pierda la identidad de la naturaleza que Dios le dio, eso es una cosa que debe ser resuelta con tratamiento sicológico.

Afirmó que en la Biblia está el término “eunuco”, personas que se lo consideraba como castrados, lo que se “podía decir en nuestros tiempos como homosexuales o ese tipo tendencia bisexual”, pero aclaró que no en el sentido de la práctica de bisexualidad, sino en aquellas personas que no le interesa estar emparejados, se respeta sus decisiones. “Pero que no entre a un estado de sodomía, ese es el peligro de la doctrina del LGTB, porque esta induce hacia zoofilia, y después puede trascender hacia necrofilia”.

Resaltó que desde un principio hay que “evitar todo tipo de trastornos sociales de comportamiento humano y que va en contra de la naturaleza de la creación de Dios”.

Repudio de los colectivos

Las manifestaciones de los grupos de diversidades sexuales, solicitaron respeto a sus derechos, amparados en los artículos 4 y 14 de la Constitución Política del Estado, referidos a la libertad de culto y respeto a los derechos reconocidos, además de las leyes 045 (Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación), la ley 342 (donde se da un reconocimiento y respeto de las diversidades e identidades culturales, religiosas, económicas, sociales y de orientación sexual de los jóvenes) y la ley 807 (ley de Identidad de Género).

El presidente del colectivo LGTB Bolivia, José Rodolfo Vargas, presentó ayer la denuncia exigiendo que hagan cumplir la ley, porque consideran que hay una vulneración de derechos y discriminación. “Tiene cinco días de plazo para analizar pasos y pedir respaldos, y nosotros vamos a hacer un seguimiento”, dijo.

La activista transexual Tamara Núñez del Prado, que fue adjunta del Defensor del Pueblo y ahora está en el Ministerio de Economía y Finanzas, condenó las declaraciones de Chi. Recordó que “si alguien quiere ser presidente, primero tiene que leer la Constitución Política del Estado, donde están todos los derechos humanos constitucionalizados”.

Remarcó que cualquier candidato que vaya en contra de los preceptos constitucionales, está de ida en contra del propio Estado, “más aún si estas garantías han sido generadas en una norma social, como la ley 045, por lo tanto ningún discurso de candidato puede denigrar la autodeterminación, la personalidad de cualquier ciudadano”.

Núñez del Prado mencionó que hay un estado laico, y los gobernantes elegidos tiene que trabajar para todos por igual. “Cuando uno trabaja como servidor público, trabaja para todos”.

Cree que el candidato está mezclando la política, la ideología con la religión, con la sociología y hasta con la ciencia. “Como médico debería saber que hay un listado de patologías que lo brinda la OMS, que ha retirado la homosexualidad como patología, y hace dos años la transexualidad”.

Dice a Chi que no se ha dado el trabajo de leer estudios actuales.

Por su lado, el activista de Derechos Humanos y expresidente de colectivo LGTB, David Aruquipa, explicó que producto de esta polémica, los colectivos del país se reunieron porque “estos mensajes son incitadores al odio, a la discriminación, a la violencia, siendo que “un candidato a la Presidencia tiene que garantizar los derechos de toda la ciudadanía”.

Aruquipa señaló que Bolivia es un país plural, donde “convivimos distintas expresiones de vidas, entre ellas, las personas de la diversidad sexual y de la identidad de género, que hemos sido excluidos históricamente en la política pública”. Ahora hay leyes que plantean, específicamente, que es un delito la “homofobia y la transfobia” que, a su criterio, cometió el candidato de PDC.

Andrés Mallo, expresidente de colectivo y actual activista de la organización Diversa, resaltó que se emitieron pronunciamiento de las diferentes organizaciones en todo el país, donde hubo un comunicado donde solicitan una disculpa pública. “Cuando habla de que somos afectados y venimos de familias no bien construidas, se equivoca, y nos está deslegitimando y quitándonos voz. No vamos a permitir que nadie vulnere los derechos de nuestras poblaciones”, reafirmó.

Los otros líderes políticos

El candidato presidencial de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, estuvo ayer en el programa radial Contacto Abierto, donde fue consultado sobre el asunto. Dijo que su interés es que “el votante distinga claramente propuestas que tienen un sentido basado en el respeto a la Constitución Política del Estado y en los Derechos Humanos, no voy a hacer ningún otro comentario sobre esa declaración”, puntualizó.

Pero más adelante señaló que “los derechos sexuales y reproductivos están reconocidos por la Constitución Política del Estado; la opción individual de cualquier persona, por un camino determinado en su vida, mientras este no afecte a terceros es algo que está consagrado por la Constitución y eso incluye a todos los colectivos, individuales o en conjunto”.

También recordó que desde 2009 Bolivia ha dejado de ser un país confesional, es decir Bolivia no reconoce como Estado ninguna religión de manera prioritaria. “El Estado está separado de la religión, respetando la pluralidad de cultos y respetando el derecho individual de tener cualquier creencia espiritual, pero su compromiso es un compromiso con políticas de Estado, y es un compromiso con el respeto a los derechos humanos”.

El candidato presidencial de Bolivia Dice No, Óscar Ortiz, dijo que su postura frente a este colectivo es de respeto. “Siempre he dicho que lo que pueden esperar de mi será respeto y seguridad”.

Virginio Lema, candidato de MNR, cree que la política debe ser más seria. Resaltó que cree en la absoluta libertad y la “elección sexual, es un tema de libertad”, es una decisión muy personal”.




En esta nota